Ciclo: 10 Mujeres que han dejado huella en el cine (V)

4
(1)

The Great Man Votes | RKO Radio Pictures
Titulo alternativo: El gran hombre vota
Director: Garson Kanin
Estrellas del reparto: John Barrymore, Virginia Weidler, Peter Holden
Reparto: Katharine Alexander, Donald MacBride, Benny Bartlett, Brandon Tynan, Elizabeth Risdon, Granville Bates, Luis Alberni, William Demarest
Género: Drama
Nacionalidad:

John Barrymore en una excelente actuación en esta joya caprichosa, dirigida por Garson Kanin, el viudo (Barrymore) con dos hijos pequeños Donald (Peter Holden) y Joan (Virginia Weidler), es un ex becario que ha renunciado a sus libros por el alcohol.

Despedido de su trabajo como vigilante nocturno y con sus suegros amenazando con llevarse a los hijos, la suerte de Vance finalmente cambia cuando se descubre que tiene el voto que decidirá una elección importante. Ofrecido como el comisionado de educación, Vance debe idear la manera de aceptar el soborno y conservar su honor sin perder a sus dos hijos.

The Great Man Votes (El gran hombre vota, 1939) es una excelente, pero inusual película que presenta al gran John Barrymore cerca del final de su carrera (en películas y en el escenario), su personaje tiene algunos aspectos autobiográficos de el. Él interpreta un gran hombre (Gregory Vance) de grandes conocimientos que ha perdido su inspiración y la unión.

Él ha caído al nivel más bajo por culpa del alcohol y vive solo para la crianza de sus dos hijos, a quienes tiene un gran afecto, pues es el único recuerdo vivo de su querido matrimonio con su difunta esposa, a quien todavía ama.

La historia es algo sentimental pero intrigante, el film me encantó porque tiene un aire de Frank Capra aunque está dirigida por Carson Kanin, director que proviene de los estudios RKO donde el maestro Capra hizo gran parte de su trabajo. La película se centra en Barrymore y dos convulsos días en su vida, donde se levantará de su ahora oscura vida como vigilante nocturno alcohólico para una vez más, asumir un importante papel en la sociedad.

La parte central de la película es una brillante actuación de sus dos hijos, Peter Holden y la maravillosa Virginia Weidler, ellos inspirarán a su padre a que recupere el respeto por sí mismo al emitir el voto decisivo en las elecciones locales para alcalde.

La película tuvo una pérdida de $ 10,000, pero Garson Kanin demostró ser un joven director prometedor en RKO Studios. El emocionante guión de la historia fue escrito por John Twist, el film un clásico olvidado pero no por ello enterrado, sin duda es una película definitiva de cinco estrellas.

Recomiendo esta película por varias razones, por ver a un John Barrymore como una sombra de sí mismo pero que todavía muestra parte de su grandeza como actor. Por las soberbias actuaciones de los niños, que son adorables en sus roles, especialmente la protagonista del ciclo de este fin de semana, la maravillosa Virginia Weidler.

Y para terminar, por que una simple historia sentimental salpicada de humor, le proporciona a la película una visión fácil y deliciosa… «No te arrepentirás»

En 1940 se estrenaba en Estados Unidos “Historias de Filadelfia” donde, interpretando a Dinah Lord, la hermana de Tracy, se descubría como estupenda actriz de comedia una jovencita de trece años llamada Virginia Weidler. Pero para entonces Virginia ya era un rostro muy popular, y muy bien considerado, para el público cinematográfico americano.

Ginny, como cariñosamente la llamaron siempre, debutó en la gran pantalla en 1931, a los cuatro años de edad, en “Surrender” junto a Warner Baxter, Ralph Bellamy y C. Aubrey Smith. Y siguió apareciendo en pequeños papeles antes de dar vida en 1934 a una de las niñas de “Mrs. Wiggs of the Cabbage Patch”, dirigida por Norman Taurog.

Papel éste que le valió un contrato con la Paramount Pictures. Productora con la que rodaría dos de sus títulos más recordados. En “Sueño de amor eterno” (1935), Virginia daba vida admirablemente a Mary, la protagonista de la película, a los seis años de edad. Dirigida por Henry Hathaway, Weidler compartió aquí reparto con actores como Gary Cooper, Ida Lupino o Donald Meek.

Y en “Girl of the Ozarks”, con tan sólo nueve años, corroboraba con creces sus grandes cualidades como actriz. Un año más tarde vendría “La muchacha de Salem”, esta vez a las órdenes de Frank Lloyd y junto a nombres como Claudette Colbert y Fred Mac Murray.

Tras “The Outcast of Poker Flat”, volvió a ser elegida para trabajar junto a Gary Cooper, y un magnífico George Raft, a las órdenes de Henry Hathaway. “Almas en el mar” se llamó la película y en ella Virginia destacaba, sobre todo, por una pequeña pero mágica actuación en la que salía disfrazada de india.

Tras un período poco fructífero en la Paramount, donde tan sólo parecían querer mantenerla como rival de Jane Withers, la entonces estrella infantil de la 20th Century Fox, Weidler fue contratada por la Metro Goldwyn Mayer, siendo relanzada así su carrera.

En este período coprotagonizó, a los once años y junto a Mickey Rooney, “Love is a headache” a las órdenes de Richard Thorpe. Con otras productoras rodó después títulos como “Mother Carey’s chickens”, junto a Walter Brennan y Fay Bainter, “Scandal Street” y “Men with wings”, a las órdenes de William A. Wellman.

Para volver de nuevo a la MGM con “Out West with the Hardy”, de nuevo junto a Rooney y demostrando una vez más una más que natural actitud interpretativa. Tras una serie de títulos a través de los cuales siguió afianzando su carrera cinematográfica, Virginia fue elegida por George Cukor para formar parte de uno de los mejores repartos femeninos de la historia del cine.

Norma Shearer, Joan Crawford, Rosalind Russell, Paulette Goddard, Joan Fontaine, Margaret Dumont y Hattie McDaniel, entre otras muchas, arropaban a Virginia, entonces con doce años, en el papel de la pequeña Mary. Después vendrían títulos como “Bad little angel” o “Henry goes Arizona”, junto a Frank Morgan y Slim Summerville.

En 1940 llegaron otras dos grandes oportunidades para la joven actriz. En “El joven Edison”, dirigida por Norman Taurog y compartiendo reparto, una vez más, con Mickey Rooney, Virginia interpretó a su hermana Tannie… Y en “El cielo y tú”, bajo la dirección de Anatole Litvak, Weidler coincidía con Bette Davis y Charles Boyer.

Ese mismo año, Virginia rodó “Gold rush Masie”, junto a Ann Sothern, Silm Summerville y Mary Nash, antes de revelarse como una pequeña gran actriz de comedia dirigida, una vez más, por George Cukor. La película era, claro, “Historias de Filadelfia” y el personaje de Virginia, Dinah Lord, adorable, tal y como le decía su hermana Tracy en una de sus escenas.

Su divertida actuación en todo el metraje del film y, sobre todo, su genial interpretación al piano de «Lydia, the tattoed lady», forma parte importante desde entonces de la historia del cine. La carrera de Virginia Weidler empezó a tambalearse en 1941 cuando la Metro Goldwyn Mayer contrató a Shirley Temple, otra gran estrella infantil que se había mantenido en la cumbre desde su aparición en 1932.

Pero, afortunadamente, Virginia fue dirigida entonces hacia la comedia musical, para la que tenía sobradas aptitudes, coprotagonizando, una vez más junto a Mickey Rooney, «Chicos de Broadway», película donde no sólo se lucía Weidler como una más que destacada bailarina sino que, además, sacaba también sus innatas dotes como actriz cómica.

Este musical, maravillosamente dirigido por el gran coreógrafo Busby Berkeley, reunía también en su reparto a Judy Garland, Donald Meek y Fay Bainter. Y a un exquisito elenco de bailarines que protagonizaron una serie de números que ya han pasado a la historia del musical americano.

Su papel en “Chicos de Broadway” le valió a Weidler otro más principal en “Born to sing” (1942), junto a Ray MacDonald y Margaret Dumont. Y en 1943 protagonizó “The youngest profession” y “Best foot forward”, dos títulos dirigidos por Edward Buzzell que no pasaron de ser discretos.

Virginia decidió entonces dar un giro más rotundo a su carrera dirigiéndose al género musical del vodevil como intérprete de comedia de canto y baile, utilizando además su gran talento en el mundo de la mímica. Debutó así en los escenarios en el John Golden Theatre con “The Rich full life”, pero la obra no tuvo suficiente éxito y cerró en un mes. Poco después, en 1945, Virginia se retiraba definitivamente del mundo de espectáculo.

Tristemente, el 1 de Julio de 1968, su corazón dejaba de latir a consecuencia de una dolencia cardíaca. Con tan sólo 41 años nos dejaba así una de las mejores actrices infantiles de la historia del cine americano. Virginia Weidler rodó un total de 45 títulos cinematográficos. Trabajo con prestigiosos directores como George Cukor, Anatole Litvak, Norman Taurog, Jack Conway, George Stevens o Henry Hathaway.

Y junto a actores de la talla de Walter Brennan, Margaret Dumont, Cary Grant, Edward Arnold, Bette Davis, Mickey Rooney, Katharine Hepburn o James Stewart. Destacó como gran actriz infantil junto a Margaret O’Brien, Jackie Cooper o Shirley Temple, si bien esta última tuvo una promoción a nivel mundial muy superior.

Gracias de todo corazón, Ginny, por tu saber hacer y por tu mágico y valiosísimo legado cinematográfico. Y ten por seguro que seguiremos viéndote a través de tus películas desde DESCARGACINECLASICO.COM

Extraido de: clementinelagranpantalla.blogspot.com/2011/01/virginia-weidler.html

DEPOSITFILES | RAPIDGATOR | UPLOADED

IDIOMA: Inglés | PESO: 769 MB | FORMATO: Avi | CALIDAD: DVD-Rip

SUBTITULOS: Español (Castellano Incrustados de color amarillo

CONTRASEÑA
cineclasicodcc.com

DESCOMPRESIÓN DEL ARCHIVO SIN FALLO, COMPROBADO,
UTILIZA WINRAR (5.00) O SUPERIOR PARA LA EXTRACCIÓN.

.

Califica esta película

Click en las estrellas para votar!

Puntuación media 4 / 5. Recuento de votos: 1

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en hacerlo




4 Comments

  1. ernestorsi 23/09/2018
  2. ernestorsi 24/07/2018
  3. guillermo ruben 26/06/2018
  4. cesar 25/06/2018

Leave a Reply

contador gratuito