El Hombre que Ríe (1928) Cine Mudo

5
(8)

FICHA TÉCNICA
 TÍTULO ORIGINAL: The Man Who Laughs 
 DIRECTOR: Paul Leni 
AÑO: 1928 / DURACIÓN: 110 minutos 
 PAÍS: Usa 
 GUIÓN: J. Grubb Alexander y Walter Anthony 
 (sobre novela de: Victor Hugo) 
FOTOGRAFÍA: Gilbert Warrenton 
 PRODUCTORA: Universal Pictures 
 GÉNERO: Drama. Fantástico. Romance 
 — 
FICHA ARTÍSTICA 
Conrad Veidt, Mary Philbin, Olga Baclanova, Cesare Gravina, Julius Molnar Jr., Brandon Hurst, Stuart Holmes, Sam De Grasse, George Siegmann, Josephine Crowell 
 — 
SINOPSIS Y COMENTARIO (by.VolsungKhan) 
Siguiendo la obra del mismo título de Victor Hugo,  la película “El Hombre que Ríe” nos lleva a la Inglaterra del siglo XVII y a las desdichas del pequeño Gwynplaine, que siendo hijo de un noble, es vendido después del asesinato de su padre, a los llamados “comprachicos”; malhechores que se dedicaban a deformar niños para venderlos más tarde. En el caso de Gwynplaine, la deformidad que le infligen es “dibujar” quirúrgicamente en su rostro una sonrisa imborrable. Los “comprachicos”, después, le abandonan durante una noche de tormenta en una siniestra costa desierta. En su camino recoge de brazos de una mujer muerta, un bebé, que resulta ser una niña ciega. Ambos son acogidos por Ursus, el filósofo, y a partir de ese momento comienza a cambiar la suerte del desdichado Gwynplaine.
 
Los “comprachicos” (la palabra figura en español en los inter-títulos originales), existieron realmente en la Inglaterra del XVII. Parecen haber sido un grupo de gitanos que compraban niños a familias pobres, para (como apuntamos en la sinopsis) transformar quirúrgicamente su cuerpo o su rostro y venderlos posteriormente,  tanto a cortes degeneradas que los empleaban como bufones, como a ferias ambulantes que los utilizaban como payasos. La práctica era monstruosa, pero no más (dicho sea de paso) que la de los famosos “castrati” (niños que eran castrados para que hicieran carrera en el “bel canto”) y que pervivió en gran parte de la Europa “civilizada” hasta bien entrado el XVIII. 
— 
Victor Hugo recogió las historias que se relataban acerca de  los “comprachicos” y sobre ellas escribió “El Hombre que Ríe”, un drama con “happy end” que no podía dejar de llamar la atención de Paul Leni, cineasta alemán afincado en EEUU. Desde 1914 a 1926 realizó varias películas en su patria; en 1927, ya en Hollywood, dirigía “El Legado Tenebroso” y en 1928 la película que nos ocupa. Tristemente, murió al año siguiente a los cuarenta y cuatro años. 
 Conrad Veidt está irreconocible en esta película, pero hay que recordar que es el mismo Conrad Veidt que interpretó a “Cesare” en “El Gabinete del Doctor Caligari” o (muchos años después) al Mayor Strasser de “Casablanca”, por no citar más que dos películas que no necesitan presentación en esta página. Su interpretación, tan genial como siempre. El resto del reparto, correcto.
 — 
La película tiene (especialmente en su arranque) toda la fuerza del expresionismo alemán que Leni había “mamado” en sus primeros tiempos; realmente hay secuencias que emocionan; más tarde, el relato gira hacia una historia aventurera, casi de “capa y espada”, que evoluciona hasta un agitado y gratificante final.
 —
 Significó uno de los últimos “coletazos” del Cine Mudo, que se despedía con todos los honores. 
— 
— 

INTOUPLOAD  | UPLOADED | DEPOSITFILES | RAPIDGATOR | FILEFACTORY

IDIOMA: VOSE | PESO: 686 MB | COLABORA: Grupo_DCC

Contraseña: cineclasicodcc.com

Califica esta película

Click en las estrellas para votar!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 8

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en hacerlo




17 Comments

  1. Noafredy 11/03/2019
  2. Goddess Rhiannon 11/04/2017
  3. Bernardo 10/05/2014
    • VolsungKhan 10/05/2014
  4. zai 19/05/2013
  5. Juan 30/03/2013

Leave a Reply

contador gratuito